sábado, 4 de junio de 2011

Tutorial: Montaje de un chasis de tres ejes

Os presentamos un pequeño tutorial, en el que pretendemos dar las pautas a seguir, de modo genérico, para cualquiera de nuestros chasis de 3 ejes, con disposición transversal.

Para empezar una imagen general del material y herramientas necesarias. A parte de lo que se ve, también necesitaremos un soldador, estaño, unas tijeras o alicates para cortar y pelar cables, y tal vez alguna lima, para realizar algún ajuste.

Hacer click en la imagen para ampliar

Hacer click en la imagen para ampliar

Puesto que la idea es únicamente marcar las pautas a seguir para realizar el montaje, de forma genérica para cualquiera de nuestros chasis de tres ejes, no entraremos en detalle de las correas, poleas y demás material que puede ser susceptible de variar de una referencia a otra de chasis.



Vamos pues con el montaje, en primer lugar, os mostramos la configuración de los elementos que componen todos los ejes, una vez montados puede ser algo más complicado verlo en detalle.

Hacer click en la imagen para ampliar

Hacer click en la imagen para ampliar
Iniciamos el montaje, en primer lugar ubicamos el motor en su posición, y colocamos el eje central, colocando con cuidado los rodamientos, y comprobando que queda perfectamente alineado. Antes de fijar el eje, comprobamos que la corona y el piñón engranan perfectamente, y fijamos el motor en la posición correcta, antes de fijar el eje central.

Una vez que hemos montado y ajustado correctamente el eje central, pasamos a los ejes traseros, montando los elementos tal y como hemos visto antes, como siempre, comprobando que todo encaje bien, esté alineado y que todo tenga el movimiento y la soltura necesaria. También debemos fijarnos que ambas poleas estén en el mismo lado, en ambos ejes, y que queden bien alineadas, sin que la correa vaya a rozar o ser obstaculizada por ningún elemento del chasis.

Realizamos la misma operación con el eje posterior y el delantero, en este caso, las poleas van al lado opuesto.


Hacer click en la imagen para ampliar

Hacer click en la imagen para ampliar

Hacer click en la imagen para ampliar

Hacer click en la imagen para ampliar

Hacer click en la imagen para ampliar

Hacer click en la imagen para ampliar

Una vez tenemos los seis ejes montados y ajustados correctamente, procedemos a montar las correas.

Hacer click en la imagen para ampliar
Hacer click en la imagen para ampliar

Hacer click en la imagen para ampliar

Hacer click en la imagen para ampliar

Hacer click en la imagen para ampliar

Hacer click en la imagen para ampliar

Con todo el conjunto de transmisión montado, pasamos a montar los amortiguadores, la configuración de los mismos es algo bastante personal, si bien, lo más habitual es montar blandos delante, duros en el eje central y blandos nuevamente en el eje posterior.
En las versiones actuales de chasis, contamos con un accesorio para el reglaje de la suspensión que puede resultar muy útil, y es el hecho de poder ajustarlos en múltiples posiciones.
Es muy importante comprobar que la suspensión trabaja correctamente, con suavidad y sin que se vea obstaculizada por ningún elemento.

Hacer click en la imagen para ampliar

Hacer click en la imagen para ampliar

Por último, el apartado eléctrico. Montamos la guía, trencillas, soldamos los cables, y los llevamos hasta la guía. Es importante que tengan holgura, pero que no estorben, ni se puedan enganchar con ningún otro elemento del coche.
Es muy recomendable que los cables vayan sujetos al brazo de la guía, bien pegados, o bien utilizando cualquier elemento que cumpla con dicha función, en este caso, se ha utilizado un tubito de plástico, como el típico de los caramelos con palo que todos conocemos. 

Si hemos seguido correctamente todos los pasos, ya tenemos el chasis montado, ahora sólo queda realizar los ajustes según nuestras preferencias, realizarle el rodaje y puesta a punto, para que vaya tan fino como nos sea posible. La puesta a punto final, puede marcar una gran diferencia entre dos chasis aparentemente idénticos.
Confiamos que este breve tutorial os pueda servir de guía a todos aquellos que montéis un chasis de estas características por primera vez, o para los que tengáis alguna duda sobre el proceso.

Os esperamos en el siguiente tutorial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario